Entrevista

La triatleta Christina Wilfinger

La triatleta Christina Wilfinger sobre el máximo rendimiento personal

Hola Christina, ¿cómo has llegado a hacer triatlón?

Hace tres años me lesioné al correr. Mientras hacía recuperación, la natación y el ciclismo me parecieron unas buenas alternativas. Quedarme sin hacer nada no iba en absoluto conmigo. En aquel momento, el padre de una amiga mía participó en el Ironman y me dio la idea de intentarlo yo misma.

¿Has practicado siempre deporte de forma tan intensa?

Sí, me encanta agotarme. Desde hace un año también practico Crossfit. El entreno de musculación es el complemento perfecto del deporte de Resistencia y también constituye un buen contrapeso a mi trabajo.

¿Cómo consigues superarte?

Me encanta el deporte. Pero ir a nadar cuando hace frío o hacer ciclismo o correr con lluvia sí requiere bastante espíritu de superación. Me gusta entrenarme en grupo. Motiva. Me esfuerzo más si estoy en una especie de competición con los demás.

Nunca he pensado en abandonar.

¿Cómo te marcas tus objetivos?

Junto con mi entrenador. Nos marcamos un objetivo de entreno y después trabajo para lograrlo. Me motiva ver como ello me ayuda a mejorar cada vez más.

¿Cómo te alimentas?

Soy vegetariana desde hace 17 años. Tres meses antes de una gran competición dejo de ingerir azúcar industrial y productos de trigo. En mi día a día normal, me encanta la cocina italiana. Por ejemplo, me gustan los espaguetis con salsa de tomate o los platos de verduras. Lo más fantástico de entrenar tanto como yo es que te permite comer mucho más.

3 productos. Totalmente eficaces.
Vive su pasión y siente la vida en plenitud.

¿Cuáles son tus experiencias con RINGANA?

El cuidado natural responde totalmente a mi filosofía. En el último Medio Ironman probé por primera vez los productos RINGANA SPORT. No sólo me convenció el efecto, sino también su sabor natural. Después de entrenar tomo un PACK energy como bebida.

¿Cuál es tu lema?

Si deseas algo, lo consigues. En mis competiciones, incluso me hubiera arrastrado de cuatro patas por la meta. Abandonar no entra en mi mente. Me encanta forzar mis límites. Cada vez me motiva de nuevo.

 

Arriba