So hot: ¿hacer deporte pese a temperaturas máximas?

¿Qué hay que tener en cuenta?

En verano, las temperaturas superan cada vez más los 30 grados incluso en el Centro de Europa. Muchos deportistas aficionados se quedan en casa cuando acecha el calor. Pero sin entreno baja rápidamente el rendimiento. Por este motivo hay que tener en cuenta algunos aspectos para la práctica de deporte durante el verano:

Horario de entreno óptimo

A quien madruga, Dios le ayuda. Con temperaturas diurnas más allá de los 30 grados, eso es una gran ventaja. Si falta la motivación para levantarse temprano, las cápsulas de SPORT push obran auténticos milagros. La fórmula con sustancias activas de tartrato de L-carnitina, cafeína, NADH y Peak ATP™ activa las reservas de energía y puede dar el estímulo decisivo.

Durante las primeras horas de la mañana predominan las mejores temperaturas para practicar deporte. RINGANA SPORT push puede ayudar a salir de la cama.

Proteger la piel

No todo el mundo puede ajustar su entreno de modo a protegerse del sol. Por este motivo no debe faltar el bálsamo protector RINGANA al practicar deporte. En ningún caso deben olvidarse las zonas expuestas como la nariz, las orejas, el cogote o los hombros. El  FRESH sunscreen SPF 20 resistente al agua tiene la ventaja de contar con una película protectora que resiste incluso al sudor. La protección solar física actúa inmediatamente al depositarse como una película en la piel. Para mantener el efecto protector debe aplicarse repetidamente. Sin embargo, la mejor protección es evitar al máximo el sol y entrenarse en la sombra, por ejemplo en el bosque.

Beber, beber, beber

Para un buen entreno, el aporte de líquidos es un factor primordial. Cuando se siente la necesidad de beber, ya suele ser demasiado tarde y se está deshidratado. La falta de líquido tiene un efecto negativo en el rendimiento. Una pérdida de tan solo el 2% del peso corporal corresponde a una reducción del rendimiento deportivo del 20%. Por ejemplo, una deportista que pesa 60 kg y pierde 1,2 l de agua durante el esfuerzo (es decir, 2% de su peso corporal en agua) ve su rendimiento reducido en un 20%.

Ello puede prevenirse bebiendo desde el inicio del esfuerzo sin esperar a tener sed. Con el calor, el aporte regular de líquidos es especialmente importante. Es recomendable beber cantidades reducidas cada vez pero más a menudo. Una buena referencia es beber unos cien mililitros a tragos pequeños cada 15 minutos durante el entreno.

Una bebida deportiva debe tener un contenido energético adaptado al rendimiento y la resistencia (hidratos de carbono, vitaminas y minerales) para cubrir las necesidades de un deportista. La bebida debería ser isotónica para poderse asimilar correctamente. Las bebidas isotónicas tienen la misma osmolaridad que la sangre humana, por lo que son asimiladas con especial rapidez por el cuerpo. SPORT boost cumple dichos criterios. Diferentes hidratos de carbono como Cluster Dextrin® y Palatinose™ proporcionan energía rápida y duradera. Los BCAA 100% veganos proporcionan energía y apoyan la musculatura incluso con esfuerzo deportivo intenso. El hierro es considerado un ingrediente importante para el transporte de oxígeno y contribuye a reducir el cansancio. La raíz de ashwagandha proporciona fortaleza mental y resistencia, mientras que el agua de coco hidrata y aporta minerales de alta calidad al cuerpo. Para preparar una bebida isotónica, mezclar el contenido de una bolsa de RINGANA SPORT boost con 600 ml de agua.

Cuando viene la sed ya suele ser demasiado tarde. Con temperaturas altas, el deporte exige un aporte de líquidos a tiempo.

Adaptar el límite

El sistema cardiovascular realiza trabajo adicional con temperaturas altas para proteger el cuerpo de sobrecalentamiento. Manteniendo la misma intensidad de entreno, el corazón late hasta 20 pulsaciones más deprisa con calor que en días frescos. Si el pulso cardíaco está unas diez pulsaciones por encima del nivel normal, es necesario bajar el ritmo sin entrenar al límite ni realizar sesiones ambiciosas y duras. En cambio, es recomendable reducir la intensidad y el ritmo. Es importante parar inmediatamente el entreno en caso de calambres, dolor de cabeza, mareo, debilidad o náuseas, acudiendo a un lugar fresco y bebiendo mucho.

Con altas temperaturas es recomendable reducir la intensidad y el ritmo.

 

Arriba