Know-How

Forma física

Desde una nueva perspectiva

Quien cree que la forma física se arregla con sólo entrenar, anda equivocado: el camino hacia un estilo de vida más saludable no hace sino empezar aquí.

Quien quiera ponerse o mantenerse en forma debería mirar más allá del entreno y tomar decisiones en beneficio de su propia forma física. Porque lo que haces después del entreno es igual de decisivo para desarrollar la musculatura y reducir grasa.

No te preocupes: No tienes por qué seguir un régimen estricto y renunciar a todo. A continuación, hemos resumido 3 aspectos sencillos que podrás incorporar rápidamente a tu día a día y que te ayudarán a encontrar el término medio entre aburrimiento sempiterno y excesos fiesteros exuberantes los fines de semana.

#1

Dúchate con agua caliente 😉

Quien entrena duro no sólo exige fuerza y rendimiento físico a su cuerpo sino también concentración y atención total a su mente. Por ello es muy importante que tu cuerpo se pueda recuperar completamente porque el progreso real tiene lugar en la fase de regeneración. ¿Y dónde desconectar mejor que en la ducha? El agua caliente no sólo relaja mentalmente sino que también reactiva la circulación sanguínea.

Pequeño consejo: Los productos de higiene y cuidado corporal de RINGANA no deben faltar nunca en tu bolsa de deporte, dado que son ideales para deportistas. El gel de ducha y baño y el champú limpian a fondo pero con suavidad, sin dejar la piel seca al ducharte frecuentemente. También la leche corporal RINGANA para hidratar la piel y RINGANA SPORT go son de uso obligatorio después del entreno.

Este gel deportivo con extractos de chile y jengibre calienta y relaja tu musculatura después de realizar grandes esfuerzos. Al mismo tiempo, el mentol de menta proporciona una sensación refrescante en la piel y estimula la circulación sanguínea. De este modo estarás en forma para el siguiente entreno en un abrir y cerrar de ojos.

#2

Mirar más acá

Una vez te sientes relajado, suele producirse otra sensación: tienes hambre, tu cuerpo necesita combustible después del gran esfuerzo físico realizado. En este caso, hay que mirar más allá y apostar por comidas que apoyen al cuerpo en su regeneración.

Para ello es ideal por ejemplo la soja, verduras y legumbres, dado que contienen fibras y micronutrientes importantes así como hidratos de carbono y proteínas.

No por tener acceso a una cocina después del entreno hay que renunciar a una comida. Con el mezclador práctico de RINGANA y PACK energy, problema resuelto. Además de caber en cualquier bolso de deporte, las bolsas predosificadas te darán una carga concentrada de proteínas de guisante y arroz integral.

 

La toma de PACK balancing también apoya la regeneración muscular. Además de surtir un efecto positivo en nuestro equilibrio ácido-base, también contiene un elevado porcentaje de magnesio. Este mineral no sólo es imprescindible para la disponibilidad de energía propia del cuerpo sino que también relaja y evita calambres. Asimismo estimula la eliminación del lactato generado durante la práctica deportiva, que limita nuestra capacidad de esfuerzo, dándote luz verde para el siguiente entreno. 😉

#3

Soñar es gratis

Finalmente, dormir suficientemente contribuye a una regeneración muscular más rápida. Durante el deporte se originan microlesiones musculares, de las que el cuerpo sólo se puede recuperar si no se produce una contracción de los músculos. Así pues, quien quiera ser mejor y más fuerte no debería pasar las noches en blanco, porque tu cuerpo necesita descanso, tanto físico como mental.

Las RINGANA CAPS moodoo te proporcionan descanso adicional.

Sus sustancias activas, como shizandra y azafrán, te ayudan a superar situaciones de estrés, proporcionando un mayor equilibrio desde dentro. ¡Ponte en forma mientras duermes y acércate un poco más a tu forma física soñada!

 

Arriba