El momento óptimo

¿Eres madrugador o noctívago?

El momento adecuado para empezar a practicar deporte es ahora. ¿Pero cuándo es el momento ideal para que entrenes? La familia y/o el trabajo dejan a menudo la mañana o la noche como única opción. ¿Pero qué diferencia tiene para el cuerpo entrenar tarde o temprano?

Tu reloj interior

Tu biorritmo determina cuándo tu cuerpo está en mejor forma. Es diferente en cada persona, por lo que es sobre todo una cuestión de tipo. Ciclo de sueño, capacidad de rendimiento, temperatura corporal, circulación sanguínea: nuestro reloj biológico determina qué hace nuestro cuerpo y cuándo. De este modo, el llamado “reloj interior” hace que de noche baje la tensión y por la mañana aumente nuestra curva de rendimiento para superar los retos del día.

Básicamente puede decirse que el cuerpo atraviesa determinadas horas del día a alto rendimiento y otras a rendimiento más bajo de forma natural debido a su propio ritmo.

 

#Entrenar por la mañana

El deporte despierta: si bien uno empieza el entrenamiento “cansado” y al comienzo se siente tieso, seguro que después estará totalmente despejado. La sensación de estar en forma, despierto y a punto para rendir se mantiene todo el día, aumentando el bienestar y la capacidad de trabajar. Importante: Por la mañana, los miembros están bastante rígidos, por lo que necesitarás un buen calentamiento.

Además, el deporte por la mañana está indicado para quien quiera adelgazar. El motivo es que los depósitos están vacíos, de modo que el cuerpo recurre a las células adiposas para el consumo de energía. De este modo, al entrenar de mañana se deshacen algunas células adiposas más que a otras horas del día. Sin embargo, no se debe exagerar con el deporte matutino, porque una vez agotados los depósitos de energía, la capacidad de rendimiento baja rápidamente, aumentando la falta de concentración y el riesgo de lesiones. Por este motivo se recomienda una sesión ligera por la mañana. Ideal para después del ejercicio físico: RINGANA PACK energy. Aquí encontrarás también nuestra propuesta de desayuno, “Smooth Energy“.

#Entrenar por la noche

Tu cuerpo está en su fase más productiva por la tarde. La curva de rendimiento sube, de modo que a última hora de la tarde es un momento idóneo para entrenarse a fondo. El cuerpo está despierto, los depósitos cargados y hay suficiente energía para ir a entrenar. Además, los músculos están calentados y el entrenamiento por la noche puede resultar relajante. Sencillamente te quitas de encima toda la tensión sudando, produciendo además hormonas de la felicidad. Después te sientes a gustazo. Consejo: Para superar el perezoso que llevas dentro, es mejor ir por la tarde directamente a hacer deporte en lugar de tumbarse mucho rato en el sofá.

A medida que avanza la noche, el cuerpo comienza a segregar melatonina, una hormona del sueño que poco a poco va causando cansancio. El cuerpo pasa paulatinamente al modo reposo. Atención: Debes terminar tu sesión de entrenamiento como máximo dos horas antes de acostarte. Quien entrena demasiado tarde activa su cuerpo y pone el sistema circulatorio en marcha, pudiendo causar insomnio.

Después de entrenar de noche, debes prestar atención a qué comes para recargar los depósitos necesarios para la regeneración. (Comer demasiado también puede impedir que cojas el sueño.) Además, deberías procurar que tus músculos se recuperen. Muchos deportistas apuestan por un baño relajante después de un entrenamiento intenso: el calor es toda una bendición para los músculos cargados. Además del bienestar, la mayor circulación origina un mejor intercambio de oxígeno y nutrientes en los tejidos. Ello permite un mejor aporte y una regeneración más rápida de los músculos. Las sustancias activas naturales pueden estimular este proceso, en especial si se van a producir agujetas. RINGANA SPORT go con extractos de chile y jengibre relaja tus músculos después de un gran esfuerzo. Al mismo tiempo, el mentol de menta genera una sensación fresca en la piel, estimulando la circulación sanguínea. Así estarás de nuevo en forma en un periquete para la siguiente sesión de entrenamiento.

… una cuestión de tipo

Algunas personas son madrugadoras, otras más bien noctívagas. Ello determina el mejor momento para tu entrenamiento. Es por ello que el ritmo de vida individual de cada uno debería determinar el entrenamiento. Escucha tu cuerpo y encuentra el mejor momento para entrenar.

 

Arriba